Sueldo de los fundadores. Mi opinión


Estos días ha habido un buen debate en twitter y otros medios, iniciado por François Derbaix, sobre el sueldo de los fundadores en una startup. Básicamente, François dice que el sueldo de los fundadores es inversamente proporcional a las probabilidades de éxito de una startup y aporta ejemplos claros.
He tenido la suerte de tener a François como jefe primero y después como socio e inversor y éste ha sido un tema que hemos tratado varias veces. En este caso no coincido con él y quiero compartir con todos vosotros mi opinión.

Arrancar una empresa es una tarea que requiere que los fundadores estén involucrados al 200%, con la mente ocupada en la empresa 7×24. Por tanto hay que intentar que en su entorno haya el mínimo de distracciones que hagan que su mente se disperse. Es importante que su entorno familiar y personal le den todo su apoyo, que entiendan por lo que está pasando y que le eviten a toda costa quebraderos de cabeza. Uno de los mayores quebraderos de cabeza que tenemos casi todos es el tema económico cuando no está suficientemente cubierto. Pensar en cómo llegar a final de mes cuando se nos ha roto el coche o cuando hemos tenido que llevar a los niños al dentista, no debería ser algo que preocupara a un fundador, que debe estar centrado en sacar adelante la empresa. Por ello yo creo que un fundador debe tener un sueldo suficiente como para cubrir, sin lujos, pero razonablemente bien los gastos a los que se enfrenta en su vida familiar y personal y así evitarle una distracción importante. Además debe tener un porcentaje suficiente de la empresa como para luchar por ello a muerte y no conformarse con cubrir gastos.

Por tanto, en mi opinión, un sueldo alto no debe influir significativamente en la posibilidades de éxito si el plan de negocio se ha hecho correctamente y se ha contemplado adecuadamente. Es más, creo que el paquete retributivo, que incluya sueldo más participaciones, de un fundador debe estar por encima del precio de mercado y que sea el propio fundador el que decida, en función de sus necesidades, cómo repartirlo. De esa manera garantizamos que el tema económico no le llevará a decisiones prematuras y poco válidas para el negocio a medio plazo motivadas por motivaciones económicas a corto plazo.

Por supuesto el debate está abierto y me gustaría conocer vuestra opinión.

Anuncios

Equipo técnico en una startup


Hace un par de días leía el artículo Uno de los mayores problemas de las Startups es encontrar Programadores!!! que ha escrito Juan Macias en su blog. Me parece un artículo muy bueno y recomiendo su lectura.

Tras leerlo detenidamente me vinieron a la mente un montón de reflexiones que me gustaría compartir con vosotros.

Un programador es lo que es

Como bien apunta Juan en su post, un programador es aquel que es capaz de traducir a un lenguaje de programación aquellos requisitos bien definidos que le llegan. En función de su nivel, necesitará un diseño técnico más o menos elaborado, pero no podemos pedirle que de un pequeño resumen de media página sea capaz de crear toda la estructura técnica que necesita una empresa.

Un error muy común con el que me he encontrado entre los emprendedores que están emprendiendo por primera vez es pensar que con un programador con dos años de experiencia es suficiente para los primeros meses o años de vida de una startup y no hay nada más lejos de la realidad. Precisamente al principio hay que tomar decisiones muy importantes que deben ser tomadas por alguien con experiencia y criterio.  Si contamos con un programador, obtendremos lo que un programador es capaz de hacer.

El coste de un CTO

Creo que cuando un emprendedor busca equipo para su startup está siempre pensando en el coste que tendrá cada recurso y sin duda un programador con dos años de experiencia es mucho más barato que un CTO con experiencia contrastada y 10 años de trabajo a sus espaldas, pero de cada uno obtendrá cosas distintas. Como hemos comentado anteriormente, del programador obtendrá una codificación al lenguaje de programación elegido cuanto menos correcta, pero del CTO obtendrá una visión mucho más cercana al negocio, teniendo claro cómo hay que montar la arquitectura técnica para obtener un rendimiento y escalabilidad adecuada, definiendo qué funcionalidad es más crítica y definiendo correctamente las prioridades de desarrollo, siendo capaz de determinar si es mejor hacer el desarrollo in-house o externalizarlo en una factoría en India, etc… Es decir, del CTO obtendrá una visión estratégica necesaria en todo momento en una startup. ¿Qué coste tiene esto? Pues sin duda mucho más elevado que el coste del programador, pero a cambio se obtendrá lo que realmente se necesita. Creo que una alternativa viable es buscar un profesional o empresa de base técnica dispuesta a apostar por el proyecto y en la que haya una parte de remuneración económica y otra en participaciones. Un modelo similar a este es el que siguió BuyVIP con Medianet y creo que ha sido un buen modelo para ambas empresas.

Alternativas viables

En los últimos meses me han preguntado varias veces si es mejor contar con un equipo de desarrollo in-house o externalizar el desarrollo necesario para arrancar una startup. En todos los casos mi respuesta ha sido la misma: creo que ambas alternativas son buenas aunque cada una tiene sus pros y contras. En cualquier caso creo que lo mejor es contar desde el principio con un buen CTO (con participación en la empresa) que decida qué camino tomar y ejecute desde el principio al fin el plan que permita obtener los resultados necesarios. Es decir, cualquier alternativa es viable siempre que esté dirigida y gestionada por una persona con conocimiento y experiencia suficiente. Si dejamos este trabajo en manos de un CEO sin background tecnológico o un programador sin la suficiente experiencia, lo normal es que las cosas no salgan como uno espera y necesita.

Oportunidad de negocio

Sinceramente creo que hay oportunidad de negocio para una incubadora de base tecnológica. Es decir, una empresa con experiencia y conocimiento suficiente como para asesorar, desarrollar y participar, así como para invertir en startups en fase semilla, inversión parcial en trabajo y capital. Es decir, un socio tecnológico que pueda acompañar a una startup desde el principio hasta fases más avanzadas en las que debería elegantemente retirarse y recoger lo sembrado. Sin duda las sinergias entre startups serían muy beneficiosas para todas las partes.

No dudo que ya lo haya, de hecho me costa que Medianet y algunas otras consultoras tecnológicas ejercen esta función en algunos proyectos, pero en base a mi contacto con otros emprendedores creo que hacen falta más empresas/incubadoras de este tipo. Espero poder triunfar con tagUin y con los beneficios montar algo de este tipo.

Llegados a este punto me gustaría conocer vuestra opinión y experiencia creando un equipo técnico para una startup.


Factores críticos de éxito en Internet


Como algunos ya sabéis, llevamos algunas semanas buscando capital para la próxima ampliación de tagUin. En este proceso hemos hecho presentaciones en el foro de start-ups de First Tuesday, en IESE, en FAE y en algunas más. Además, he rellenado formularios sobre la empresa, el plan de negocio, etc… para poder presentar en casi todos ellos y algunos más que no nos han admitido.

En uno de esos formularios nos preguntaban por los factores críticos de éxito, y tras re-analizar nuestros factores críticos, estuve pensando de manera más generalista sobre los factores críticos en cualquier empresa de Internet. Me gustaría compartir con vosotros el por qué creo que todos los factores, salvo pequeñas excepciones, se pueden reducir a dos y cuáles son:  tráfico y tasa de conversión.

Tráfico

No creo que nadie se aventure a decir que puede tener un proyecto de éxito en Internet sin tráfico. En función del proyecto podrás necesitar más o menos tráfico, pero bajo mi punto de vista es innegable que sin tráfico no hay nada que hacer. Habrá quien diga que el factor crítico es el SEO, otros hacer bien las acciones de marketing y otros ejecutar correctamente la estrategia de SEM, pero al final todo se reduce a lo mismo: tráfico suficiente para que tu negocio funcione. Como he dicho, factor crítico número uno para una empresa de Internet: tráfico.

Tasa de conversión

Cada negocio es distinto, pero en Internet sin duda todos debemos convertir el tráfico (suponiendo que lo hayamos captado) en algo que nos aporte negocio. En un caso será comprar un producto en una tienda, en otro pedir un presupuesto y en otros hacer clic en un anuncio, pero al final todo se reduce a convertir el tráfico en aquello que nos aporta valor. Algunos podréis pensar que lo crítico es tener un buen producto, es decir, una web usable, rápida, sencilla, etc… y que la conversión vendrá sola, pero yo creo que es lo contrario. Debemos tener una web pensada para convertir y la manera de hacerlo es tener un producto pensado para que sea usable, rápido, sencillo, etc… Por tanto, factor crítico número dos para una empresa de Internet: tasa de conversión.


Seguramente algunos de vosotros estaréis pensando que dependiendo del negocio, por ejemplo una tienda online, existen otros factores críticos como tener un buen acuerdo con proveedores, un buen servicio de atención al cliente o una buena logística. Estoy de acuerdo en que juegan un papel importante en la fidelización del cliente, pero eso es hacer una segunda derivada, por ello yo no los consideraría críticos, ya que si tenemos los otros dos, nuestro negocio estará funcionando. Seguro que a todos nos vienen a la cabeza muchos ejemplos de empresas de Internet que no funcionan precisamente bien pero que teniendo tráfico y conversión, son buenos negocios para sus socios.

¿Cómo lo veis? ¿Creéis que hay otros factores críticos que me he dejado en el tintero? Me interesa mucho conocer vuestra opinión.

La experiencia de buscar financiación


Hace algunos meses y trás cerrar la ronda semilla de tagUin, el equipo de EOI que organiza el foro de inversión Invesnova en el que presentamos tagUin (vídeo de la presentación) me propuso escribir un post sobre mi experiencia de buscar financiación. Inicialmente escribí un post bastante largo con la intención de resumirlo, pero tras enviarlo, decidieron publicarlo sin hacer recorte alguno.

Ahora que estamos trabajando en nuestra siguiente ronda de financiación creo que viene muy a cuento por lo que os copio el texto íntegro. Podéis encontrar el post original aquí.

—- texto original —-

El pasado 30 de diciembre de 2009 fui al notario a firmar la primera ampliación de capital de tagUin, red social vertical para videojugadores que lidero junto con Javier Fernández y Alberto Rodríguez. El capital recibido es lo que se denomina capital semilla, es decir, capital destinado a financiar el nacimiento de una empresa, que en nuestro caso asciende a 200.000€ repartidos en 160.000€ en aportaciones económicas más otros 40.000€ en opciones de compra.

Nunca antes había buscado financiación para una empresa por lo que mi experiencia en este tipo de tareas se limita a los últimos cuatro meses, que es el tiempo que hemos tardado en cerrar y firmar esta ampliación de capital. Esta fase de búsqueda de capital semilla es algo a lo que nos enfrentamos casi todos los emprendedores en la fase inicial de montar una empresa y por tanto es algo por lo que hemos pasado, estamos pasando o pasaremos aquellas personas a las que el hecho de emprender en el mundo empresarial corre por nuestras venas.

Como ya ha quedado dicho implícitamente en el párrafo anterior, no soy ningún experto en la búsqueda de financiación, pero durante estos últimos meses he llegado a algunas conclusiones que me gustaría compartir con todos los lectores. No voy a descubrir nada nuevo pero creo que nunca está de más conocer la experiencia de otros emprendedores por si podemos aprender en cuerpo ajeno.

Pre-requisitos

Antes de salir a buscar financiación para nuestra empresa creo que debemos cumplir una serie de pre-requisitos que son los necesarios para abordar el examen a que te someten los potenciales inversores en cada entrevista. En este sentido hay mucha literatura escrita, pero nunca está de más mencionar los más importantes: tener un business plan completo y bien trabajado, tener un equipo emprendedor multidisciplinar con el que empezar esta aventura y sobre todo tener un piloto del producto, portal, software, etc… que vaya a ser la base para el core de tu negocio.

En este sentido mi experiencia ha sido curiosa. En el último trimestre de 2008 con un business plan medio trabajado, tras leer todo lo que caía en mis manos sobre start-ups y sin equipo ni producto piloto, me veía capacitado para empezar a buscar financiación. Tras comentarlo con José Luis Vallejo, amigo, socio en tagUin y mentor en muchos aspectos, me di cuenta que así no podía ir a ningún lado. Los inversores están en muchos casos hartos de tener entrevistas con emprendedores que buscan financiación y en la mayoría de los casos somos los propios emprendedores los que nos auto descartamos al no hacer las cosas bien. Por ello es importante cumplir todos los pre-requisitos antes de dar los siguientes pasos.

En el caso de tagUin, busqué un buen equipo que me complementara y aunque no somos demasiado multidisciplinares, creo que estamos lo suficientemente capacitados como para sacar adelante tagUin. Trabajé el business plan todo lo que pude. En este sentido creo que es importante tener claro que el business plan es algo tan vivo como la empresa y que hay que revisarlo y actualizarlo casi a diario. Estuvimos más de seis meses trabajando el piloto de la red social hasta que tuviera lo mínimo imprescindible como para abrirlo al público. Con estos tres factores tan trabajados como pudimos, a principios de septiembre de 2009 empezamos a buscar financiación.

Tener una estrategia

En muchos momentos he sentido que buscar financiación es como una guerra con muchas pequeñas batallas. Como generales de nuestros ejércitos, no podemos salir al campo de batalla sin una estrategia. Esta estrategia supone analizar, meditar y trabajar los puntos que nos pueden dar la victoria en cada una de las pequeñas batallas que supone cada entrevista con un inversor. Bajo mi punto de vista los puntos más importantes son:

  • Tipo de inversor que buscamos. Es muy importante tener claro antes de nada el tipo de inversor que buscamos para nuestra empresa, y más importante todavía es tener claro al tipo de inversor al que le puede interesar nuestra empresa. En la fase de búsqueda de capital semilla los tipos de inversores a los que podemos acceder son un poco limitados y se pueden reducir a amigos y familiares, business angels del sector en que vamos a montar la empresa y sociedades financieras a través de préstamos y líneas de financiación. Además existen sociedades de capital riesgo (VC’s) y socios industriales. Tanto a los VC’s (venture capital) como a los inversores industriales no les suele interesar invertir en capital semilla y se centran en inversiones en fases posteriores. Es mejor no desgastarse con ellos en esta fase. En el caso de tagUin, descartamos ir a bancos, cajas y otras entidades que nos pudieran dar préstamos por lo que sólo nos quedaban amigos y familiares (conocido como FF: Friends & Family) y business angels de Internet.
  • Inversión que buscamos. Antes de salir a buscar financiación debemos tener claro la valoración de la empresa, la cantidad que buscamos y qué porcentaje de empresa estamos dispuestos a vender por esa cantidad. Todas estas cuestiones deberían quedar resueltas al trabajar el business plan, pero aún así es importante tenerlas muy claro antes de la primera entrevista ya que son preguntas que siempre te va a hacer el potencial inversor. Respuestas del tipo “eso ya lo negociaremos” o “estamos dispuestos a hablarlo” sólo trasmiten al inversor que no tenemos claro lo que vale nuestro negocio ni qué cantidad necesitamos en esta primera fase y casi seguro que nos va a descartar como inversión. Una vez más muchas de las veces nos auto descartamos los propios emprendedores. En el caso de tagUin partíamos de una valoración pre-money de 450.000€ y buscábamos 150.000€ por un 25% de la empresa, lo que nos daba una valoración de 600.000€ post-money.
  • Plazo límite para cerrar la ronda. Debemos fijarnos un plazo entre tres y seis meses para cerrar nuestra ronda semilla. Dilatarlo más en el tiempo es contraproducente ya que estamos diciendo que no encontramos inversores y al final eso puede echar para atrás a los que ya teníamos confirmados. Por tanto debemos ceñirnos lo máximo a los plazos que nos marquemos y cerrar la ronda en el tiempo establecido aunque no hayamos conseguido la cantidad que buscábamos. En el caso de tagUin, teníamos 130.000€ de los 150.000€ que buscábamos a los dos meses y medio de la ronda y la íbamos a cerrar en esa cantidad para poder centrarnos en el negocio cuanto antes. Finalmente casi a última hora entraron dos business angels más y nos permitieron cerrar la ronda en plazo y por encima de la cantidad buscada.
  • Documentación y mensajes que vamos a facilitar. Ambos puntos van de la mano y se juntan en el resumen ejecutivo del plan de negocio. Al final este resumen ejecutivo puede ser una presentación o un documento, pero debe resumir todos y cada uno de los puntos del plan de negocio y debe ser claro, conciso y debe resolver por sí solo todas las dudas que pueda tener un inversor. En el caso de tagUin, contamos con la ayuda de José Luis Vallejo y François Derbaix (fundador de Toprural y Rentalia e inversor en múltiples empresas de Internet, además de jefe mío durante el tiempo que fui CTO en Toprural) que nos revisaron y ayudaron a hacer un documento breve y conciso pero claro y con toda la información que un inversor pueda necesitar.
  • Lenguaje que vamos a emplear. Es muy importante tener claro el tipo de lenguaje que vamos a usar en nuestras entrevistas con los inversores. Nuestro lenguaje les puede transmitir muchas cosas y debemos cuidar que transmita lo que nosotros queramos que transmita, ya sea conocimiento de una industria, de un medio, de gestión, conocimiento técnico, etc…  A un inversor le debes hablar de oportunidad de inversión y no de financiación ya que ellos están ahí para ganar dinero invirtiendo y no para financiar nada. Cada uno tiene su papel y hay que entender el del inversor para poder darle lo que quiere y sobre todo hay que tener claro que con una inversión todos ganan. El inversor porque tiene la oportunidad de ganar invirtiendo y tu porque con su inversión tienes la posibilidad de hacer una gran empresa.

Después de tener clara la estrategia llega el momento de salir a buscar financiación.

Preparar las entrevistas

Hay que preparar cada entrevista de una manera concienzuda ya que nos jugamos mucho y por tanto hay que planificar hasta el más mínimo detalle. Es importante que envíes la documentación (resumen ejecutivo) por adelantando para que el potencial inversor lo pueda ojear y tener una idea de lo que le vas a contar.  En mi caso planificaba hasta la ropa que iba a llevar a la entrevista, el medio de transporte que iba a usar y lo que iba a hacer antes. Todo con el objetivo de llegar a la entrevista sin ningún factor externo que nos pueda poner nerviosos de manera que nos podamos concentrar en la entrevista.

Las entrevistas son de lo más variopinto y hay inversores que se callan y esperan que les cuentes, es decir que lleves tú la iniciativa y otros que prefieren ser ellos los que marquen el guión y lo que hacen es hacerte preguntas para ir poco a poco resolviendo las dudas. Yo llevaba siempre mi netbook con una presentación que daba la misma información que el resumen ejecutivo que les había mandado con anterioridad y en cada pregunta mostraba la diapositiva correspondiente para tener así el guión de mi respuesta y no olvidarme de nada.

Es muy importante terminar la entrevista haciendo un resumen de las conclusiones y sobre todo cerrando un siguiente momento de contacto. Es casi imposible que un inversor te confirme sobre la marcha su inversión y casi siempre quieren estudiarlo más detenidamente. Por ello yo siempre acababa las entrevistas sugiriendo que les contactaría por email pasando una semana o semana y media para ver si habían podido estudiar la oportunidad de inversión y si necesitaban otra entrevista o más información.

Cualquier persona es un potencial inversor

Al principio pensaba que sólo los business angels que todos conocemos eran los potenciales inversores para tagUin, pero con el tiempo me di cuenta que casi cualquier persona es un potencial inversor si eres capaz de hacerle ver la gran oportunidad que es invertir en tu empresa. De los 20 socios que han invertido en esta ronda semilla de tagUin sólo a cinco se les podría calificar de business angels si nos atenemos a la definición más estricta del término, pero para mí todos son ángeles que han confiando en mi, en el equipo y en el modelo de negocio.

He leído y oído a varios reconocidos emprendedores que es mejor tener pocos inversores que muchos ya que es más fácil gestionar cualquier cosa con unos pocos que con muchos, pero con el escenario económico que estamos viviendo en este 2.009-2.010 hay que coger cualquier cantidad por pequeña que sea. En esta ronda de ampliación de capital fijamos la inversión mínima en 10.000€ para inversores profesionales y en 5.000€ para amigos, familiares y cualquier otra persona que quisiera invertir pero que no fuera un gran inversor.  De esta manera nos hemos encontrado con 20 inversores, pero ha sido la única manera de cerrar una ronda de una cantidad importante teniendo en cuenta que se trata de capital semilla.

En el caso de tagUin yo he contado sutilmente la gran oportunidad de inversión que es a todo el mundo con el que he coincidido más de cinco minutos. Sin ser pesado pero sin dejar pasar ninguna oportunidad.

Creo que es importante estar muy atento a cualquier evento, concurso o presentación que haya para start-ups. Son una oportunidad inmejorable de llegar a potenciales inversores de una única vez. En nuestro caso tuvimos la oportunidad de presentar en Invesnova, un foro para inversores organizado y promovido por EOI. Casi todas las escuelas de negocios tienen su propio foro y además cada vez hay más concursos para start-ups. Creo que no hay que dejar pasar ninguna y presentarse a todos, aunque en base a mi experiencia debo decir que lo que mejor nos ha funcionado ha sido el contacto personal con inversores.

Estar preparado para negociar

Como en casi todas las cosas en la vida, siempre queremos lo máximo por nuestro dinero. Por ello lo normal es que cuando un inversor está interesado en invertir en nuestro proyecto quiera negociar para intentar obtener las mejores condiciones. Mi experiencia me dice que debemos mantener la misma valoración para todos los inversores que entren en la misma ronda y que en caso de negociar la entrada de algún socio que pueda ser importante para el negocio (a nivel estratégico, industrial, etc…) lo hagamos poniendo sobre la mesa algunas otras alternativas. Siempre hay que afrontar el cierre de la entrada de un nuevo socio con espíritu negociador, ya que el ganar esa pequeña batalla está cerca y el resultado final va a depender en gran medida de cómo afrontemos y negociemos su entrada. En el caso de tagUin, casi todos los business angels que han invertido nos pidieron formar parte del consejo de administración, lo que lejos de ser algo malo es algo muy bueno, ya que tenemos a gente con mucha experiencia en otras empresas de Internet aportando valor en los momentos iniciales. Además algunos de ellos mantienen opciones de compra en función de su aportación industrial al negocio. Por tanto creo que en todos los casos se ha negociado correctamente al llegar a un punto en el que todos ganamos.

Durante las negociaciones, algunos socios nos dijeron que nuestra valoración inicial era algo elevada. Sobre cómo valorar una empresa hay mucha literatura, pero nosotros teníamos claro qué cantidad de dinero necesitábamos y qué porcentaje de empresa estábamos dispuestos a vender por esa cantidad. Yo creo que bajar la valoración a mitad de una ronda transmite un mensaje negativo a los potenciales inversores y por tanto debemos trabajar muy bien nuestra estrategia para evitar tener que hacer estos cambios sobre la marcha.

Tener un pacto de socios

Tener un pacto de socios es algo que todo el mundo recomienda y que casi todos los inversores te van a exigir. Por tanto es difícil hoy en día cerrar una ronda sin tenerlo. Pero aún así creo que no hay que esperar a cerrar la primera ronda para tener un pacto de socios y en mi opinión hay que tenerlo desde el momento en que se constituye legalmente la empresa. En el caso de tagUin, el mismo día que constituimos legalmente la SL, los tres fundadores firmamos un pacto privado que regula los puntos más importantes de una relación empresarial: dedicación, concurrencia, competencia y salidas de un socio. Con eso teníamos suficiente para nosotros tres, pero al entrar nuevos inversores incluimos además las típicas clausulas tag along y drag along, además de alguna sobre la composición del consejo de administración y las opciones de compra que tienen algunos socios. Nos ha costado un poco llegar a un acuerdo entre todos los socios, pero es un trabajo importante que no debemos dejar de hacer.

Creo que no me dejo ninguna conclusión importante de estos últimos meses en los que he estado totalmente focalizado en el cierre de esta ronda semilla. Para que nuestro modelo de negocio funcione necesitamos más financiación por lo que en unos meses estaré de nuevo empezando el proceso y de nuevo luchando cada entrada de un nuevo socio. Espero que las conclusiones a las que he llegado sean útiles para otros emprendedores y ayuden en la medida de lo posible a que cierren sus primeras rondas de financiación.

Espero que os haya gustado.

Días en los que volvemos la vista atrás


Con el ritmo diario que llevamos, es bastante raro que volvamos la vista atrás y nos paremos a pensar dónde estábamos hace algún tiempo. Uno de esos días en los que lo alguna vez lo hacemos es en fechas señaladas como cumpleaños o navidades. Pues bien hoy, 2 de julio, es mi cumpleaños y un buen momento para volver la vista y ver cómo han cambiado las cosas en los últimos años, meses o incluso semanas.

2007, un año apasionante en BuyVIP

Tal día como hoy hace tres años estaba trabajando en BuyVIP. Me había incorporado hacía algunos meses el proyecto en el que, por aquel momento, no éramos más de 12 o 15 personas. Eran momento de mucho trabajo en una start-up que crecía día y día y por aquellas fechas se estaba negociando una ampliación de capital que a la postre se acabó firmando con 3i.

A mi todos los conceptos de valoración pre-money, dilución, etc… me sonaban un poco a chino, pero estaba viendo desde dentro cómo vive una compañía en los momentos previos del cierre de una ronda de esas dimensiones. Por aquella época veía lejos el emprender por mi cuenta aunque la idea ya rondaba mi cabeza.

2008, un año de cambios. Nace en mi cabeza tagUin

El 2 de julio de 2008 estaba trabajando en Toprural. Hacía poco más de quince días que me había incorporado, después de salir de BuyVIP tras varios meses de mucho trabajo y stress. Para mi fue un cambio importante, salir de una empresa que iba a un ritmo vertiginoso, pero sin tener afianzados los procesos básicos de negocio, e incorporarme a una .com con 8 años de vida en aquel momento (hace poco han celebrado sus 10 años, felicidades!!!), con un negocio muy rodado, con un equipo de primera línea y un proyecto de migrar la web y el backoffice por delante que me motivaba mucho.

Todavía no había nacido la idea de tagUin, ya que lo hizo entre octubre y noviembre de aquel año, aunque la idea de emprender cada vez tomaba más fuerza en mi cabeza. Creo que vivir tan de cerca y desde una posición de dirección privilegiada lo que supone emprender con éxito (François Derbaix es un gran ejemplo de emprendedor de éxito) me impulsó todavía más. Mi background como CTO había evolucionado mucho en el último año y creo que en Toprural pude aportar bastante más a nivel de estrategia y dirección de lo que aporté en BuyVIP. Sin duda la experiencia es un grado.

2009, el principio del fin

Hace exactamente un año todavía trabajaba en Toprural, aunque ya sabía que quedaba poco para dar el salto. tagUin ya había nacido, llevábamos casi cinco meses trabajando en la primera beta de la web en fines de semana y noches y emprender por cuenta propia estaba cerca. François ya conocía el proyecto y ya habíamos hecho un plan de transición para que pudiera salir de Toprural sin perjudicar demasiado a la empresa a la vez que fuera bueno para mi. François ha sido una de las personas que más me ha ayudado (junto con José Luis Vallejo) en la fase previa a emprender con sus consejos, ayudas, comprensión y apoyo, tanto personal como económico. Todavía hoy me da pena haber salido de Toprural, pero la “llamada de la selva” había llegado y no podía ignorarla. Emprender estaba muy cerca.

Un año muy intenso

Desde el 2 de julio de 2009 hasta el día de hoy (2 de julio de 2010) he pasado por vivencias muy intensas. Hemos creado tagUin, hemos conseguido capital semilla, he dejado mi trabajo por cuenta ajena para dedicarme full-time a tagUin, hemos intentado ejecutar el plan de negocio con más o menos éxito y de nuevo estamos buscando capital para hacer una nueva ampliación de capital.

Ahora sin que tengo claros los conceptos de valoración pre-money y dilución. Ahora si que entiendo lo difícil que es encontrar financiación. Ahora ya se lo que es emprender. Ahora soy un año más viejo…


reparto de participaciones e importancia del CTO


Estos días he leído con atención estos dos artículos de Rodolfo Carpintier sobre el reparto de participaciones entre los fundadores y la importancia del CTO. En algunos puntos estoy de acuerdo con Rodolfo aunque, quizá porque he sido CTO en otras empresas, no acabo de estar de acuerdo sobre la importancia que tiene el CTO en una empresa de tecnología o de Internet. Vamos paso por paso.

Reparto de participaciones

En este punto cada maestrillo tendrá su librillo, pero cuando fundamos tagUin estuve preguntado a mucha gente sobre la mejor manera de repartir una empresa y al final me quedé con lo mejor de cada uno. Por ello cuando hicimos el reparto inicial en tagUin tuvimos en consideración lo que cada fundador aportaba en el momento de la creación del equipo, lo que cada fundador trabajaba en el proyecto antes de dedicarnos a ello fulltime y lo que cada fundador dejaba de ganar respecto su trabajo actual al incorporarse a tagUin:

  • Aportación previa a la creación del equipo fundador. En este punto nosotros valoramos lo que cada uno aportaba en el momento inicial. Es decir, idea y plan de negocio, dominio, patente, o cualquier cosa que supusiera valor para la compañía.  A todo este bloque le asignamos el 30% y lo repartimos entre lo que cada uno aportaba inicialmente.
  • Trabajo realizado en el piloto previo a la incorporación a la empresa. Nosotros estuvimos varios meses trabajando en ratos libres y fines de semana para crear el piloto de tagUin. En este trabajo cada uno aportó diferentes horas de trabajo y de diferente perfil. Al finalizar el piloto hicimos recuento de horas trabajadas y precio hora y de esa manera pudimos valorar lo que cada uno había trabajado. Llegados a este punto ya estábamos en disposición de crear la SL y teníamos claro lo que valía (en lo que nosotros lo habíamos valorado más el trabajo empleado) y qué parte había aportado cada uno.
  • Reducción de sueldo. Los fundadores pactamos dos años de sueldos congelados e inferior a nuestro precio de mercado. A la valoración que nos había resultado del punto anterior sumamos lo que nos reducíamos cada fundador en dos años y así obtuvimos el valor de la empresa en el momento cero y qué parte teníamos cada fundador. Por ejemplo, si yo ganaba 50.000€ y para trabajar en tagUin lo reducía hasta 35.000, yo estaba aportando 15.000 euros al año o lo que es lo mismo 30.000€ en el total.

Creo que de esta manera se puede establecer de una manera clara y justa el reparto inicial de una start-up. Bajo mi punto de vista hacerlo de esta manera es siempre mejor que hacerlo a ojo porque todos los fundadores han medido su aportación de la misma manera y evita que a medio o largo plazo se produzcan problemas por un mal reparto inicial.

Como habéis comprobado, es este reparto de empresa no le hemos dado más valor al trabajo de un CEO frente al de un CTO ni viceversa, simplemente hemos valorado lo que cada uno ha dejado de ganar. Así, si se juntan un CTO con mucha experiencia y por tanto con un gran sueldo, con un CEO más o menos junior con un sueldo moderado, el CTO al reducirse más el sueldo tendrá más porcentaje de empresa. Y la misma situación se produce al contrario.

Importancia de un CTO

Sin duda mi opinión viene sesgada por mi carrera profesional en la que he desarrollado las tareas de CTO en BuyVIP y Toprural. Yo pienso que una empresa de Internet en la que la base de absolutamente todo es la tecnología, el puesto de CTO es al menos tan importante como el de un CEO. Un gran CEO con un gran plan y un gran proyecto sin un buen CTO va a ir por caminos poco adecuados, va a gastar en tecnología más de lo necesario y al final va a tener una empresa montada sobre una tecnología cogida con palillos. Un CEO mediocre con un buen plan y un buen proyecto con un gran CTO van a conseguir que la empresa tenga una base sólida sobre la que escalar el negocio, invertir lo justo y adecuado en tecnología y hacer que esa tecnología sea un factor diferenciador con la competencia.

Por tanto, para mi en una start-up de Internet, un CEO y un CTO tienen similar importancia y peso específico y por tanto no deben partir de diferente reparto de participaciones.

Llegados a este punto me gustaría conocer vuestra opinión. ¿Cómo lo veis?

mesa redonda sobre emprender en Internet


El próximo 26 de mayo de 2010 dentro del marco del Día del Emprendedor: Emprende en Madrid y gracias a que el equipo de SeedRocket ha contado conmigo, participaré en una mesa redonda sobre emprender en Internet. Tendré el gran placer de compartir mesa con Eneko Knörr e Iñaki Arrola, dos conocidos emprendedores y business angels que seguro tienen mucho más que aportar que yo, aunque intentaré poner mi granito de arena.

La mesa se llevará a cabo en el espacio MadridComparte y empezará a las 19:00. Aquí puedes ver el programa completo.

Si tienes algún tema en concreto que quieres que tratemos, no te cortes y escríbelo en este post o directamente a través de twitter (@dbrandib).

Dentro del mismo marco, al día siguiente, el 27 de mayo de 2010, se llevará a cabo el I Congreso Nacional de Emprendedores Iniciador. Sin duda un evento que ningún emprendedor debe perderse. Estaré todo el día por allí así que espero vernos a todos.